Kale

Kale2018-12-19T15:14:04+00:00
El Kale o col crespa es un vegetal cuyos beneficios y propiedades son tan amplios que lo hacen entrar en la lista de los súper alimentos de una forma casi imparable. A pesar de ser no muy conocido, se ha posicionado muy bien entre los súper alimentos, especialmente en E.E.U.U. Allí le tienen tan alta estima que le han otorgado su propio día para celebrar su existencia. Además, sus aplicaciones son bastante extensas. En este artículo te vamos a mostrar de una forma informativa qué hace que el Kale sea considerado un súper alimento y por qué deberías incluirlo en tu dieta.

¿Qué es el Kale?

El Kale, también llamada col rizada o col crespa, es una variedad de col cuyo nombre biológico es Brassica Oleracea. Esta se caracteriza principalmente por tener hojas verdes muy rizadas; es una planta que alcanza no más de 30 a 40 centímetros de altura. El cultivo de esta planta comenzó propiamente al norte de Alemania. Actualmente, se cultiva mayormente al norte del continente europeo y en norte américa. De allí podemos deducir que para crecer requiere un clima frio y otras cosas que te contaremos más adelante.

Vale mencionar que esta especial planta es familia de sus hermanas la col, coliflor, repollo, brócoli y otras. Por tal motivo, tiene un aspecto muy característico y similar con estos vegetales. Igualmente, posee un sabor muy distintivo y es un alimento nutricional muy completo encontrado en la naturaleza. Además, es muy versátil y se puede utilizar en combinación con muchos otros alimentos.

Propiedades y Beneficios

En este punto vamos a hablar de las numerosas y completas propiedades nutricionales del Kale. Son muchas sus propiedades en comparación con las halladas en cualquier vegetal, después de todo es un súper alimento ¿no? El Kale contiene valores muy altos en vitaminas A, vitamina B, vitamina C y vitamina K. También tiene gran cantidad de minerales esenciales para el organismo como hierro, magnesio, potasio y calcio. Entre otras propiedades del Kale podemos encontrar que contiene omega 3; un alto contenido de proteínas y también de fibras. Su aporte calórico es de solo unas 33 calorías por porción.

Más específicamente, los aportes del Kale en cuanto al calcio, debemos decirte que son significativos. Estos son incluso superiores al aporte por miligramo que te da la leche de vaca. Es decir, que contiene 135mg por 100 gramos de Kale con respecto a 120mg por cada 100 gramos de leche. De ahí a que esta propiedad de este súper alimento permita ayudar en la prevención de diversas enfermedades. Entre estas mencionamos la osteoporosis y otras asociadas a los huesos.

El Kale ayuda a combatir la anemia y el cansancio. Además contribuye a los niveles de hemoglobina, crecimiento celular y a nivel enzimático del cuerpo. Esto dado que, su contenido en hierro es bastante alto, mayor al de la carne de vacuno. Igualmente, el Kale permite combatir el envejecimiento de las células, reforzar el sistema inmunológico y otros. La razón de esto es su aporte en vitamina C; por cada porción de 100 gramos equivale al 200% de la dosis recomendada por día; su contenido en vitamina A contribuye a la salud de tus ojos, piel y otros; el Kale también es rico en fito nutrientes y antioxidantes que ayudan en el envejecimiento. Adicionalmente, estos te permiten prevenir enfermedades de tipo cancerígenas

¿Dónde comprar Kale?

El Kale se puede encontrar en muchos lugares, pudiéndolo comprar fresco ya en súper mercados y algunas tiendas ecológicas. Además, lo puedes adquirir en su forma deshidratada en tiendas online para que lo puedas recibir en tu hogar; estas suelen venir en diversas presentaciones, normalmente de 30 gramos y algunas vienen combinadas con mostaza u original. Si te decides por la opción online, te recomendamos que los adquieras en sitios donde te lo ofrezcan con certificación orgánica y preferiblemente adquirirlo en un sitio de tu confianza.

Contraindicaciones

Algunos súper alimentos, a pesar de sus bondades, debes saber que al consumirlas en cantidades no recomendadas pueden tener algunos efectos secundarios. No obstante, el Kale tiene algunas contraindicaciones en caso de que padezcas de alguna de estas dolencias, por lo que, es recomendable consultar con tu medico de confianza si la puedes consumir o no.

En cualquier caso tenemos que el Kale, por su alto contenido en fibra, no está recomendado para personas que sufran de colon irritable; tampoco está recomendada su combinación con medicamentos que sirvan de anticoagulantes, dado que es rico en vitamina K y tiende a interferir con estos medicamentos. Finalmente, si padeces de alguna enfermedad de los riñones, vesícula o de la glándula tiroides ya sabes que debes consultar a un especialista, puesto que este y otros vegetales están contraindicados por sus nutrientes.

¿Para qué sirve?

Básicamente, el Kale es un excelente alimento para incluirlo en tu alimentación diaria; no solo si tienes sobrepeso o colesterol elevado sino porque beneficia ampliamente a tu cuerpo. El Kale te ayuda a disminuir el riesgo de coger un resfriado. Contribuye a tu vista y al crecimiento del cabello, piel, huesos, uñas y también ayuda a tu dentadura; también te permite fortalecer tu sistema inmunitario. Todo esto gracias a la gran cantidad de vitamina C, K, vitamina A, vitamina B1, B2, B6 y vitamina E.

Entre otras cosas, el Kale ralentiza el envejecimiento de las células y mejora la coagulación de la sangre, lo que es algo bueno, a pesar de que no todos realmente deseamos tener heridas para ver qué tan rápido sanan. Igualmente, ayuda en la prevención de la anemia y nivela el balance de agua en tu cuerpo dado que es rico en hierro, calcio, manganeso, potasio y te ayuda a prevenir el estreñimiento, ayudando en las evacuaciones y limpiando el intestino de una forma natural gracias a su alto contenido de fibra, que si bien la fibra no es digerible ayuda a disminuir la absorción de azucares y grasas de los alimentos, disminuyendo así los niveles de glucosa y colesterol en la sangre.

Dicho esto, no es de extrañar que el Kale también sea un buen aliado para las personas que buscan bajar de peso como ya antes mencionamos, dado que este tiende a contribuir a una sensación de que ya estás lleno, así no tendrás que esforzarte demasiado para quedar satisfecho en cada comida y mucho menos sufrir los estragos de una dieta para bajar de peso, además de que sus componentes te ayudan a que tu cuerpo no absorba todas las grasas de los alimentos.

¿Cómo se puede consumir?

Si estás pensando en cómo puedes consumir el Kale pues de antemano te indicamos que son muchas las formas en que lo puedes preparar. Lo puedes utilizar tanto crudo como cocido y sus aplicaciones van desde jugos, tartas, soufflés y demás. Si deseas obtener el máximo de provecho lo mejor es consumirlo crudo para evitar la pérdida de nutrientes en la cocción pero de igual forma es beneficioso. Lo puedes combinar con otros vegetales y utilizarlo en ensaladas en trozos finos. Aparte, ya es muy común que ya muchos restaurantes ofrezcan el Kale, solo tienes que preguntar.

¿Cómo se cultiva?

Afortunadamente, el cultivo del Kale es relativamente simple y se da especialmente en climas fríos. El cultivo no suele ocupar demasiado espacio, llegando a ser posible tener de 5 hasta 7 plantas en un solo metro cuadrado ¿Qué te parece? Así, luego de unas 14 a 20 semanas ya puede ser consumida porque su textura ya será apropiada para el consumo. Para ello, solo necesitas una maceta o un semillero y adquirir semillas para poderlas sembrar. Los mejores meses para comenzar a cultivar el Kale son de Agosto a Septiembre para poder tener cultivo ya en invierno o también se puede cultivar en los meses de Enero a Marzo para poder tener Kale ya en primavera y en verano. No te olvides de tener un buen compost preferiblemente natural y que tenga buena salida de drenaje.

Referencias

11 Amazing Benefits Of Kale

Wikipedia: Brassica oleracea var. sabellica

7 Best Health Benefits of Kale