Aceite de Coco

Aceite de Coco2019-01-21T23:09:49+00:00

Desde la antigüedad el aceite de coco ha sido utilizado con fines alimenticios y terapéuticos. Esto es debido a sus propiedades y a los beneficios que ofrece para la salud. Sin embargo, estos no son los únicos usos que la humanidad ha dado al coco. En la estética, el aceite de coco es muy bien valorado para el cuidado de la piel y el cabello. Por sus propiedades, el aceite de coco se utiliza para perder peso cuando se quiere adelgazar y mantener una buena figura, ya que, tiene un efecto regulador del metabolismo.

El aceite de coco así como otros aceites puede utilizarse para preparar diversos alimentos y como aderezo. Se puede emplear en ensaladas, cremas y salsas. Además puede ser usado para la preparación de postres diversos como galletas, mermeladas y tortas. Como te has podido dar cuenta, el aceite de coco tiene muchos usos. Si deseas conocer más sobre los beneficios del aceite de coco continúa leyendo este artículo. Te sorprenderás con lo que vas a descubrir acerca de este súper alimento.

¿Qué es el Aceite de Coco?

El aceite de coco es un aceite vegetal que se obtiene de la fruta Cocos nucifera. Es una sustancia grasa que contiene cerca del 90% de ácidos grasos saturados. Esta condición hace que el mismo tenga la propiedad de hacer difícil la oxidación. Por ello, es bastante resistente al enranciamiento. Existen muchas opiniones diversas sobre las ventajas y desventajas del consumo del aceite de coco. Algunas organizaciones y especialistas médicos recomiendan no consumirla debido a su alto contenido de grasas saturadas. Dado que puede aumentar el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. No obstante, mientras no se abuse de él, los beneficios para la salud del aceite de coco son bien marcados.

El aceite de coco tiene alto contenido de ácidos grasos, uno de ellos es el ácido láurico. También contiene ácidos fenólicos los cuales son muy recomendados para eliminar bacterias patógenas o algunos virus. Igualmente, estos protegen al organismo ante los radicales libres y enfermedades cardiovasculares.

Existen empresas que envasan aceite de coco con uso cosmético, extrayendo algunos componentes y sometiéndolos a procesos diferentes. Por lo tanto, no son aptos para consumo humano sino más bien para usos estéticos. Es importante que tengas en cuenta esta característica para que puedas diferenciarlo. Así podrás adquirir el aceite de coco adecuado bien sea para consumo o para fines estéticos.

Propiedades y Beneficios del aceite de coco

El aceite de coco tiene innumerables beneficios para tu salud y esta sección podrás convencerte de ello. A pesar de que se trata de un aceite que puede generar opiniones diversas respecto a su consumo, es indudable que este súper alimento aporta grandes beneficios al organismo y en consecuencia a la salud general. A continuación vamos a presentarte los más importantes:

Beneficios para tu bienestar 

Como antibacteriano: el aceite de coco contiene nutrientes esenciales que actúan en el organismo causando un efecto antibacteriano, anti fúngica y antiviral. Por eso es altamente recomendado como soporte al sistema inmune. Esta propiedad además hace que el aceite de coco sea muy útil para el tratamiento de la dermatitis. Esto se debe a que, ayuda a disminuir las infecciones en la piel.

Como antioxidante: a pesar de que el aceite de coco contiene alto porcentaje de grasas saturadas también actúa como antioxidante natural. Por eso, actúa reduciendo los niveles elevados de colesterol, lo que ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares.

Para perder de peso: contiene gran cantidad de ácidos grasos de cadena media puede ayudar a las personas a perder peso. Esto es porque el organismo utiliza estos ácidos grasos como energía sin necesidad de almacenar grasas de cadena larga. Ello ayuda a estimular el metabolismo y en consecuencia a reducir peso.

Como digestivo: Alivia los síntomas de personas con problemas digestivos, como colon irritable, úlceras gástricas, gastritis o reflujo gastroesofágico. Ayuda a combatir bacterias perjudiciales en el sistema digestivo al tiempo que favorece la absorción de nutrientes en el organismo. Esta propiedad hace que este sea un remedio eficaz contra las dolencias digestivas.

Propiedades curativas

Como cicatrizante: tiene un alto contenido de colágeno. Esto favorece la regeneración celular capilar y contribuye a la cicatrización de heridas, llagas y afecciones de la piel.

Como regenerador cutáneo: sus propiedades regenerativas lo hacen un aliado perfecto a la hora de mejorar el aspecto de la piel. Permite eliminar marcas como estrías, cicatrices superficiales, manchas, entre otras. Además de esto, puede ayudar a mantener la piel hidratada, eliminando de esta forma la resequedad. Sus propiedades antimicóticas y antiinflamatorias ayudan a combatir bacterias. Por lo tanto, ayuda en casos de acné severo así como dermatitis, arrugas, eccemas, erupciones cutáneas, y psoriasis.

Para el cuidado del cabello: El aceite de coco ha sido utilizado desde la antigüedad para el cuidado del cabello. Su aceite te permite mantener una melena suave, hidratada y con una apariencia sedosa y saludable.

¿Para qué sirve?

El aceite de coco tiene múltiples usos:

En gastronomía

Puede utilizarse como cualquier otro tipo de aceite para preparar ensaladas, para sofreír alimentos, para preparar guisos y aderezos. También para elaborar postres diversos, elaborar salsas y para envasar alimentos en forma de conservas para prolongar sus valores nutricionales.

En estética

En la rama estética puede utilizarse igual de muchas maneras, para realizar jabones, desodorantes y cremas hidratantes para la piel. Igualmente, para elaborar mascarillas hidratantes, para frotar sobre el cabello, para retirar el maquillaje, para dar masajes relajantes y exfoliantes.

Medicinales

Además de estos usos, también debes saber que el aceite de coco tiene propiedades curativas. Puede usarse como un bálsamo labial para curar la resequedad o consumirse solo o acompañado de otros alimentos. Para aliviar molestias y síntomas diversos o para el tratamiento de afecciones digestivas.

¿Dónde comprar?

Si te estás preguntando dónde comprar Aceite de Coco, en esta parte vamos a darte unas cuantas ideas. De esta forma podrás adquirir tu Aceite de Coco Virgen con todas las garantías. Lo primero que debes tener en cuenta al comprar tu aceite es que no es oro todo lo que reluce. Por ello, debes tener en cuenta que hay muchísimos fabricantes que envasan aceite de coco mezclado con otras sustancias. Cuando vayas a comprar aceite de coco debes asegurarte de comprar aceite de coco virgen. Solo este conserva todos sus nutrientes y propiedades naturales. Aparte, como ya hemos dicho, existe aceite de coco de carácter cosmético para usos cosméticos y/o terapéuticos.

Para conseguir aceite de coco tanto comestible como cosmético puedes acudir a mercados, tiendas de productos naturistas o tiendas cosméticas. También puedes conseguir este producto en línea, asegurándote de que el fabricante tenga la reputación de ventas en línea adecuada para garantizar que el producto que llevas es el que necesitas. Así podrás recibir en la comodidad de tu hogar y sin la mayor preocupación para que puedas beneficiarte de una vez de todas sus propiedades.

Contraindicaciones

El Aceite de Coco es uno de los alimentos que genera más controversia respecto a su consumo. Debido a su alto contenido de grasas muchos especialistas recomiendan no consumirlo pero otros, reconocen las propiedades y virtudes. No son un secreto los beneficios que el consumo de aceite de coco trae al organismo.

Sin embargo, hasta ahora no se conocen contraindicaciones del aceite de coco salvo los casos de personas alérgicas al coco. En cuyo caso el consumo de su aceite está completamente contraindicado. Además de esto, en casos de personas con disfunción hepática, hígado graso y colesterol alto deben evitar el consumo del aceite de coco. Como cualquier otro aceite, su consumo debe ser moderado.

¿Cómo se obtiene?

El aceite de coco se obtiene de la destilación directa de la pulpa del coco. Puedes hacer aceite de coco casero siguiendo unas simples instrucciones:

  1. En primer lugar debes sacar la pulpa del coco y rallarla hasta que quede bien fina.
  2. Debes extraer la leche de la pulpa pasando ésta por un colador, el resultante es la leche de coco.
  3. Para extraer el aceite, coloca la leche en una olla a fuego lento removiendo constantemente. El calor hará que la leche y el aceite se separen, solo debes proceder a colarla.
  4. La leche tendrá una textura espesa y granulada, puedes hacer esto con un colador.
  5. Ya tienes tu aceite de coco casero listo para tu consumo.

¿Cómo se consume?

El aceite de coco, así como tiene diversos usos, también tiene diferentes formas de consumo. El aceite de coco virgen que se utiliza con fines culinarios puede consumirse crudo en la mayoría de los casos en ensaladas, como aderezos y en salsas. Para preparar guisos, estofados, sofritos y otros alimentos puede consumirse cocido y esto no va a generar ningún efecto adverso. Sin embargo, cuando se utiliza para freír, debe descartarse todo sobrante y no volver a utilizarse, ya que, como todo aceite suele generar gran cantidad de radicales libres que pueden ser nocivos para la salud.

Para fines terapéuticos puede consumirse crudo en su forma más natural o en cápsulas. Muchas empresas farmacéuticas fabrican medicamentos a base de aceite de coco para el tratamiento de ciertas dolencias y para fines estéticos generalmente se usa para preparar cremas, mascarillas y lociones. Bien sea solo o mezclado con otros ingredientes. Para el cabello suele utilizarse en su forma más natural.

Como veras, son numerosas las propiedades que el aceite de coco posee. Por lo cual, creemos que deberías darte la oportunidad de probarlo y de incluirlo en tu dieta. Con ello estarás complementando tu alimentación y además te estarás beneficiando con todo lo que el aceite de coco tiene para ti. Si te ha gustado este artículo no dejes de visitar nuestra sección de súper alimentos.

Referencias

TOP 10 HEALTH BENEFITS OF COCONUTS

11 Surprising Benefits & Uses Of Coconut Oil