Leche de Coco

Leche de Coco2018-12-19T15:14:46+00:00
Para hacernos una idea, del coco no sólo se utiliza la pulpa sino también se utiliza el agua que contiene en su interior, se extrae el aceite y la leche que son utilizados a nivel nutricional por sus beneficios para la salud. Así pues, en este artículo, describiremos las bondades de la leche de coco, considerada como un súper alimento por sus propiedades nutricionales y por los grandes beneficios que aporta para la salud.

¿Qué es?

La Leche de Coco viene del coco, un fruto utilizado como ingrediente principal en algunos países, principalmente en la cocina Malaya, India e Indonesia para la preparación de platos dulces y salados. Generalmente se utiliza en forma rayada y sirve para preparar pasteles, arroz, carnes, ensaladas, compotas, manjares, entre otros.

En tal sentido, este viene del cocotero, una palmera monoica que puede llegar a medir entre 25 y 30 metros de altura, su diámetro es de 30 a 40 centímetros y su base es gruesa formada por raíces. Sus hojas pueden llegar a medir entre 6-7 metros de largo y anualmente, se forman entre 10-20 hojas nuevas. Las flores femeninas nacen en la base de las ramificaciones y las masculinas en la parte de arriba. Una vez fecundadas, las flores se convierten en drupas ovoides, formando una semilla que es el coco. Este tiene una envoltura fibrosa que se endurece con la maduración del fruto.

Este fruto tiene una forma ovoidal, su carne es blanca,  fibrosa y aceitosa la cual, está cubierta de una capa dura de color marrón, esta carne recibe el nombre de copra, y cuando el fruto está tierno, contiene un líquido lechoso que se utiliza para preparar la leche. Los principales países productores de coco son Indonesia, India, Filipinas Sri Lanka y Brasil. Mientras que los principales países importadores son Malasia, China, Estados Unidos y Singapur.

¿Cómo se obtiene?

La leche de coco es un líquido que se obtiene de la trituración de la pulpa del coco y el agua que éste contiene. Ambos se baten y se cuelan y el resultado es un líquido espeso conocido como “Leche de coco”.  Esta leche se diferencia del agua de coco, precisamente porque éste última carece de la pulpa y su consistencia es más líquida y transparente.

Valor Nutricional

La leche de coco provee de importantes nutrientes para el organismo. La grasa que contiene es completamente saludable y rica en ácido laúrico. Esta se absorbe fácilmente por el organismo y es fuente de energía. Aun cuando sus ácidos grasos son saturados, éstos no aumentan los valores de colesterol en sangre. Por el contrario, estos disminuyen el colesterol LDL (colesterol malo), disminuyendo los riesgos de enfermedades cardiacas y la presión arterial.

Por otro lado, 100 gramos de leche de coco, contiene 197 calorías,  2 gramos de proteínas, 2.81 gramos de azúcar, 21.3 gramos de grasa, 220 miligramos de potasio y 5 gramos de hidratos de carbono. Entre las vitaminas que contiene se encuentran las del grupo B, específicamente, B1, B2, B3, B5 y B6. También posee vitamina C y minerales como fósforo, selenio y cromo. Aun cuando se le llama leche, no contiene lactosa, lo que lo hace completamente tolerable en personas que son intolerantes. Por ello, puede ser un buen sustituto de la leche de vaca.

Propiedades y Beneficios

Por ser un súper alimento, la leche de coco contribuye a mejorar algunas condiciones de salud. Además, regula el funcionamiento de ciertos sistemas de nuestro organismo. Pero todo esto se debe a sus propiedades. A continuación, describiremos algunos de ellos:

Mejora la salud Cardiovascular

Como ya hemos indicado, la leche de coco contiene ácido laúrico, el cual tiene grandes propiedades antivirales y antibacterianas. Éste ácido, funciona como un protector que mejora la salud del corazón y controla los niveles de colesterol LDL. Al mismo tiempo, aumenta los niveles de HDL (colesterol bueno). Por su contenido rico en minerales, ayuda a regular la presión sanguínea manteniendo flexibles a  los vasos sanguíneos.

Ayuda a mejorar los músculos

Luego de hacer un esfuerzo físico, los músculos requieren nutrientes como electrolitos,  potasio y magnesio. De esta forma podrán regenerarse y hacerse fuertes. Los triglicéridos en la leche de coco, ayudan a incrementar el gasto energético, potenciando el rendimiento físico en las personas. Además, aportan los nutrientes necesarios para desarrollar los músculos.

Proporciona electrolitos

Es rica en electrolitos y además posee minerales necesarios para mantener el volumen de la sangre. Previene la deshidratación y la diarrea. También, ayudan a prevenir el agotamiento físico, calambres, fatiga, y mejora la inmunidad.

Ayuda a bajar de peso

Se ha demostrado que los triglicéridos de cadena media (TGCM), contribuyen de manera significativa a la pérdida de grasa corporal. Por lo tanto, son considerados como elementos que previenen la obesidad. La leche de coco, es un súperalimento rico en TGCM, además que produce un efecto saciante y quemadora de grasa. Consumiéndola de forma adecuada, la leche de coco aporta importantes ácidos grasos y minerales que ayudan a adelgazar. Sin olvidar que no debe consumirse en cantidades exageradas, ya que, tiene muchas calorías.

Contribuye a mejorar la digestión y el estreñimiento

La leche de coco tiene la propiedad de revestir el tracto digestivo e hidratarlo. De manera que, puede actuar previniendo el estreñimiento el síndrome de colon irritable.

Controla el azúcar en sangre y la diabetes

Sus ácidos grasos disminuyen la liberación de azúcar en sangre, controlando los niveles de insulina y previniendo la diabetes. Por lo tanto, es recomendada en la gastronomía para la realización de postres en lugar de utilizar azúcar.

Ayuda a desinflamar las articulaciones

Los TGCM de la leche de coco, disminuyen la inflamación de las articulaciones asociadas a enfermedades como la artritis reumatoide. Por lo tanto, es aconsejable su ingesta en personas con dolores articulares.

Previene la Úlceras estomacales

La grasa que contiene reduce significativamente el tamaño de las úlceras estomacales, al proteger la mucosa gástrica.

Previene la Anemia

La anemia se deriva de la falta de hierro, la cual hace que el cuerpo no produzca  suficiente hemoglobina para mantener una adecuada oxigenación en la sangre. Un vaso de leche de coco, proporciona la cantidad de hierro diaria necesaria para ayudar a nuestro organismo a producir glóbulos rojos.

Fortalece el Sistema Inmunológico

La leche de coco es rica en vitamina C, por lo tanto, ayuda a mantener fortalecido el sistema inmune. Con esto se previene la aparición de resfriados e infecciones virales.

Mejora el funcionamiento de la Próstata

El zinc que encontramos en la leche de coco ayuda a mejorar el funcionamiento de ésta glándula. A su vez, disminuye el riesgo de aparición de células cancerígenas.

Fortalece el sistema óseo

Aunque no contiene calcio la leche de coco posee grandes cantidades de fósforo, el cual ayuda a fortalecer los huesos. Se recomienda consumir la leche de coco, acompañada de un suplemento de calcio para lograr un balance de estos minerales.

Cuidado de la piel y del cabello

La leche de coco puede ofrecer hidratación en la piel, previniendo la resequedad y las erupciones. También se le ha utilizado para hidratar el cabello.

¿Cómo Preparar Leche de Coco?

Este súperalimento es considerado también un elixir que se toma como una agradable bebida refrescante. También es utilizada en la gastronomía y en la dulcería o como ingrediente en la preparación de algunos cócteles. A continuación, te describiremos paso a paso, como obtener leche de coco casera, aunque en la actualidad esta se consigue envasada en muchos supermercados:

Ingredientes

-Coco maduro (con agua)

Utensilios

-Cuchillo

-Licuadora

-Colador

Preparación

-Extrae el agua del coco. Perfora con un cuchillo uno de los “ojos” que se encuentran en los extremos. Reserva el agua en un envase.

-Parte el coco golpeándolo fuertemente y quita la concha marrón con un cuchillo. Trata de eliminar toda la concha.

-Agrega en la licuadora el agua de coco y los pedazos de pulpa. Agrega un poco más de agua natural y licúa.

-Cuela el resultado que obtuviste y envasa.

La densidad de la leche de coco, dependerá de la cantidad de agua que agregues. Si la quieres menos densa, agrega un poco más de agua y ya está lista para consumir.

 Contraindicaciones

Entre algunas de las contraindicaciones que vale la pena mencionar acerca de la leche de coco tenemos que en realidad se debe a su consumo desmedido. La mayoría de las personas puede disfrutar de sus bondades si se consume en cantidades adecuadas según cada caso. En tal sentido, si sufres de obesidad debes tomarla con moderación, ya que, por las calorías que tiene, es posible que te haga ganar más peso, especialmente si las combinas con otros alimentos calóricos.

Así pues, si tienes diarrea deberías evitarla porque su contenido en fibras es bastante alto y es contraproducente. Además, si tienes el colesterol en niveles altos, padeces alguna enfermedad del corazón o arterioesclerosis debes evitarla por su contenido en grasas saturadas.

En el mismo orden de ideas, está contraindicada para aquellas personas que padezcan de la vesícula biliar y del hígado. Finalmente, están aquellos casos de alergia, que si bien son menos frecuentes, no está de más estar atentos a cualquier reacción desfavorable, en especial si no la has consumido antes.

¿Dónde comprar?

            Normalmente en los países que hemos mencionado como productores de coco es sencillo el acceso a los cocos naturales. Sin embargo, es posible que no sea tan fácil de conseguir en un supermercado. En cuyo caso podrías acudir a tiendas o fruterías donde vendan productos importados y adquirirlos frescos en su estado natural. No obstante, es posible que también los ofrezcan envasados con la leche ya preparada y lista para su consumo.

Por otra parte, no olvidemos que también se encuentra la opción online. A través de Internet puedes ubicar tiendas de renombre y de reconocida trayectoria en la que podrás comprar tu leche de coco lista para tomar y a los mejores precios. Todo esto sin mencionar que no tendrás que moverte de tu casa excepto para recibirla y comenzar a refrescarte y beneficiarte con todo lo que la leche de coco tiene para ti.

¿Cómo se consume?

En la cocina oriental, la leche de coco es utilizada para elaborar carnes, sopas, guisos, arroz, pescados entre otros. En la cocina occidental, mayormente se usa este alimento para la elaboración de postres. Su consumo en la comida asiática está muy justificado, ya que, se caracteriza por ser una alimentación más sana y balanceada, con mayor ingesta de verduras, cereales, legumbres  y hortalizas y menos carnes rojas. Por lo tanto, es un acompañante ideal para proveer energía y grasas saludables.

Sin embargo, en occidente se tiene la creencia que por ser rica en hidratos de carbono, calorías y grasas naturales puede producir efectos negativos a la salud como problemas de colesterol y otros a nivel circulatorio. Por ello, su uso se limita en la elaboración de postres y dulces, donde su consumo es más limitado.

Todo esto convierte a la leche de coco en un súper alimento con grandes propiedades para nuestro organismo. Esperamos te haya gustado este post y le des la oportunidad a la leche de coco formar parte de tu dieta. ¡Hazte con todos sus beneficios! No olvides visitar nuestra sección de súper alimentos para ver más artículos.

Referencias

8 Incredible Benefits Of Coconut Milk

Wikipedia: Coco

Coconut Milk Nutrition — 9 Benefits + Recipes